dijous, 15 d’agost de 2013

Noelia Sánchez: Recordar para no olvidar

Uno de los grandes regalos de mis hijas ha sido poner en mi camino a personas maravillosas. Personas sensibles, sabias, valientes,... de las que poder aprender. Una de ellas es Noelia Sánchez

Tuve la gran suerte de compartir un día con ella en Barcelona, en una reunión de Petits amb LlumUma Manita y SUA. Una reunión más que interesante y una comida, con sobremesa incluida, más que agradable. Pude conocer también a Miguel, su pareja, y a Adai, su segundo hijo, un bebé arcoiris con una sonrisa que ilumina y un brillo especial en los ojos. Un viajecito en coche hasta Sans (mil gracias por acompañarme) me dio la oportunidad de conocer también, mediante sus palabras, a Cora, su primera hija, su bebé de luz. ¡Qué bonita familia!

No hemos vuelto a vernos (aunque espero hacerlo en breve) pero la sigo, en silencio, en la distancia. ¡Las nuevas tecnologías tienen su parte buena! Me engancho a todo lo que escribe, me emociona, leo y releo sus textos, me identifico con muchos de sus pensamientos, de sus sentimientos... ¡Eso, eso es lo que yo siento!, me digo. Envidio y admiro esa manera tan bonita, tan sencilla, de escribir, de contar, de explicar... 

Hoy comparto aquí su ültima colaboración en la revista online Mirar al cieloRecordar para no olvidar

El primer párrafo ya me ha "tocado": 

Recuerdo a mi hija porque quiero.

Eso no me hace ser una persona triste, ni infeliz. Yo estoy viva. Ella no. Lo sé, y lo acepto. Me gusta mi vida. La disfruto cada día y lo seguiré haciendo mientras tenga energía.

Podría resaltar muchas partes más, pero mejor que lo leáis entero, vale la pena. Esa misma podría ser yo. 

Soy feliz y recuerdo a mis hijas cada día. No es incompatible una cosa con la otra, al contrario. Júlia y Aina han provocado que disfrute mucho más de mi vida, preocupándome menos por tonterías y viviendo intensamente lo que merece la pena.

Como le decía en el post, olvidar no es una opción, ¡es imposible! Aunque quisiera, que no es el caso, un embarazo es un acontecimiento tan importante en la vida de una mujer que se convierte en imborrable.

Las quiero, amo a mis hijas, no quiero olvidarlas, no puedo olvidarlas. Y soy feliz. 

Las recordaré siempre, para no olvidarlas nunca.

dimecres, 14 d’agost de 2013

Un siempre en el jamás

He repetido muchas veces como la maternidad me ha cambiado, a veces sin darme cuenta. Es como si me hubieran dado unas gafas nuevas para mirar el mundo y que me permiten, especialmente, ser consciente de los momentos mágicos que tiene la vida. ¡Y disfrutarlos!

Uno de mis libros favoritos de los últimos años es La elegancia del erizo de Muriel Barbery. Lo descubrí por casualidad en uno de los viajes más especiales que hemos hecho el papá y yo, hace unos 5 años. En ese momento me encantó y lo he releído varias veces. Hace unos días se lo presté a una de "mis mamás mariposa" y algo me llevó a abrir la última página:

"Pero sé que nos hemos parado en seco los dos y hemos respirado hondo, dejando que el sol nos calentara la cara y escuchando la música que venía de arriba.
(...) 
Pensando en esto esta noche, con el corazón y el estómago hechos papilla, me digo que a fin de cuentas quizá sea eso la vida: mucha desesperación pero también algunos momentos de belleza donde el tiempo ya no es igual. Es como si las notas musicales hicieran una suerte de paréntesis en el tiempo, una suspensión, otro lugar aquí mismo, un siempre en el jamás.
Sí, eso es, un siempre en el jamás.
(...)
Pues, por usted, a partir de ahora buscaré los siempres en los jamases.
La belleza en este mundo."

Y me conmoví. Fue uno de esos momentos mágicos: un siempre en el jamás.

Porque esa soy yo pues, por mis hijas, estoy buscando los siempres en los jamases. Porque en la belleza de este mundo es donde puedo encontrarme con ellas.

dimecres, 7 d’agost de 2013

Vint-i-tres i disset mesos

Cada mes, cada 7, pens el mateix: ja no fa falta seguir contant mesos, ja no calen les espelmes enceses... Aquestes petites coses no fan que us recordi més, que us estimi més... 

Moltes vegades no sé ni en quin dia em trob, però el 7 sempre apareix, qualcú l'anomena al carrer, a la televisió... I és inevitable pensar-hi i em dic: per què no? És el meu ritual, el nostre, dedicar-vos unes paraules mentre les vostres espelmes de floretes van cremant. 

La tendresa m'envaeix en recordar-vos... I no puc evitar somriure mentre us escric.

No cal, ja ho sé, però m'agrada fer-ho. I ho faig, no necessit motius.

T'estim, Júlia. T'estim, Aina. Sempre.

dimarts, 6 d’agost de 2013

Alas para ti

Este es el pimer corto promocional para SUA que han hecho Ceci y Nico, los papás de Ludmila. 

Es necesario que se hable de nuestro duelo, del dolor que provoca la pérdida de nuestros bebés, pero también del inmenso amor que sentimos por ellos y ellas, por siempre.

Para todos los bebés de luz y sus familias...

Gracias Ceci, gracias Nico, gracias Lu.